29.5.05

Capítulo 14 y final

Lucho se levantó para hablar con Norma, la dueña, y yo me quedé acá pensando un rato.

No sé que le estará diciendo a la mina, no sé de que hablan, pero no debe ser nada bueno. Al menos no con la cara que pone ella.
Gesticula, la escucha, le habla, le pone una mano en un hombro. Está muy inquieto. Seguro que le debe plata del alquiler.

Me pone nervioso que ella me mire tanto... Y ya tendríamos que estar saliendo para el centro, que larga que la hace este tipo!


-No sé Norma, te digo que me da cosa... Vos creés que vale la pena?
-Vos sabrás Lucho, vos lo llamaste, vos lo buscaste.. Vos sabrás! además. Cuando pensás pagarme? porque.. digo.. pensás pagarme el alquiler alguna vez?
-eeeh.. mañana. Mañana te junto algo. Tenés un pucho? me muero por un cigarrillo.
-Si, tomá. También pienso cobrartelo. Sos un seco horrible, no sé porque te sigo haciendo el aguante.
-Sos un amor Norma, Gracias. Anotáme el café del pibe también, yo pago.

De golpe la escena se enfría, todo es en cámara lenta, y se pasa a blanco y negro...


Lucho le hace un gesto para que vayan saliendo. El ya está con el saco puesto, y los anteojitos de cerca, colgando en su bolsillo. Mientras él se va acercando, no puede dejar de mirarlo, casi paternalmente. Finalmente el pibe no era mal pibe, aunque tampoco tenía porque serlo.

Se calza los anteojos negros, y salen del bar. Un chorro de aire frío los golpea a los dos. Son hermosos estos días. Fríos, soleados, con viento del sur, jugando con las hojas secas.

Hay gente a la que suele molestarle esto. Gente que se queja de que no hace ni frío ni calor. Que llueve y que no llueve. El principio del otoño es ese, acá en Rosario. Es la nada y el todo.
Es el frío y el calor. La húmedad y lo seco. Lo amarillo y lo gris. La vida y la muerte, todo junto y al mismo tiempo. Un aleph, una biblia y un calefón.

Ya en la puerta del bar, tratando de hacerse a la idea del frío que hacía, y buscando un poco del cariño del sol, cruzan al boulevard del medio, y caminan hacia Córdoba, para ir al Palacio Minetti.


Caminan hablando pavadas. Le pregunta a Lucho como se llama la dueña, y de que hablaban
Lucho, le cuenta, cuanto le debía de la piecita, más algún café, y tonterías.. que hasta los puchos le quería cobrar ahora..

Habiendo dicho esto, Lucho tiró su cigarrillo, y al mirar otra vez hacía adelante se quedó duro, petrificado, del otro lado de la calle estaba ella. Mirandoló. Quieta, serena, hermosa, brillante, con su pelo bailando con el viento sur que ella traía.


Todo fue demasiado rápido. El nunca se dió cuenta. El colectivero no pudo reaccionar. No lo vió, no llegó a tocar la bocina cuando el ya estaba volando por el aire.

Según los testigos, debe haber volado 4 o 5 metros mínimo, antes de caer contra un auto estacionado sobre Oroño.


Todo grabado tengo. El impácto. El vuelo. La gente paralizada. Solo se oyeron dos ruidos, del colectivo frenando, y de su cuerpo reventando los vidrios de ese pobre auto estacionado.

Nada más.

Luego de eso, el peor de los silencios.
y luego de eso, ella.


Ella que volvio a verlo. Ella que volvió a sonreírle

Lucho, Lucifér, Satanás. Mirandolá directo a los ojos. Ella, La Parca, La jueza más imparcial, Ella, La Muerte mirandolo.

Él amándola

Ella...
Ella, disfrutandolo

Ella nunca va a estar con el. Y el lo sabe.

Y solo es ahora que puede verla.



Es la muerte el precio que tuvo que pagar, él pibe, para que lucho tuviera su cita?

tal vez.


Esta harto de ser quien es. Esta harto de esto.

Chau pibe. Él sabía quien eras. Solo él sabía bien quien eras. Abajo no te va a encontrar.

Vos estás arriba.
y el se queda acá.


Esta es su ciudad. Donde si no?
Rosario es de satanás..

Fin.

Capítulo 13

Ya casi está llegando.
Solo un par de cuadras la alejan. Majestuosa impactante y anónima sigue caminando.
Oroño y Santa Fé. Solo un par de cuadras...

Mira a su izquierda, una majestuosa iglesia se iergue. Siempre le llaman la atención las iglesias. Tan grandes, tan majestuosas y tan impactantes como ella misma. Es curioso lo que la gente hace por fé, por algo que no conoce.
Reconocerían a Dios si lo tuvieran en frente? Es perfecto? es el? es ella?, es ambos? es ninguno?.

Siempre le llamaron la atencion las iglesias.

28.5.05

Demora

Che, van a tener que perdonar (los pocos y fieles seguidores del cuento), la falta de actualizaciones.
Tengo un bache de ideas, o más bien, de ganas que ni les cuento. Sucede lo siguiente, este proyecto, en un principio, se trataba de mi mismo contandomé un cuento a mi
se me ocurría, lo pensaba, lo leía en internet y me divertía.
Sucedió, posteriormente, que me conté el cuento, a mi miso, más rápido de lo que lo iba escribiendo, y por desgracia para Uds. yo ya sé el final, y me da fiaca contarlo, y no se los pienso contar así nomás! obviamente que no.
Pero denme tiempo, ya voy a tener un brote de inspiración. No es que no sepa como sigue, como os dije, ya sé como termina y todo. Pero no me sale la inspiración para sentarme a escribirlo, tan sencillo como eso. Además, creo que el final es TAN bueno, que se merece que quede bien.
Por otra parte, ya también tengo pensado otra historia más (de la cual por ahí tengo algún borrador) que incluye alguno de los personajes de estos 12 capítulos. Pienso que cuando lo termine, finalmente le voy a poner título al cuento. Se lo merece, no?

18.5.05

Agregado

Retomando con la falta de elegancia, que otros día describí, quiero sumar un par más, que son las que suelen suceder en los colectivos:

las minas preciosas, hermosamente maquilladas, que se duermen con la boca abierta, y en algunos casos hasta roncan..
que fantástico que es eso!

tengo demasiado sueño para escribir más al respecto, pero juro que mañana, más despierto, amplío

15.5.05

Capitulo 12


Align Center

Capitulo 11

-No, no tengo cigarrillos. No Fumo...
-Que cagada, en serio que me muero por un pucho.. Y vos a esta Luciana, donde la conociste?

No tenía muchas ganas en realidad de hablar, ni de ella ni de nadie. Me quedé mal con lo que me dijo antes, me sentí un tarado. Pero.. que iba a ser, el viejo tiene buena charla, entonces le dije...

-En el laburo. Ella es recepcionista, así que cada tanto, cuando tengo que ir a esa oficina, la veo. Yo no sé si juega conimgo o que. Siempre tiene una sonrisita, me trata bien, cuando me ve dormido, me pregunta si tuve un fin de semana muy "vertiginoso". Nunca es así, cada vez salgo menos, cada vez me encierro más, y no sé como decirle que salga conmigo al menos una vez. Nunca tengo un mango, así que como hago? a donde la llevo? si apena y me alcanza para llevarl al Gigante a comer, como para despues ver una peli en el Cairo
-No te parece que estás siendo un poquito materialista, pibe? y si la mina le da lo mismo? y si lo que quiere es tomarse unos mates con vos nomás? Bah.. mirandoté bien, no creo que pueda querer mucho con vos. Pero si podría aceptar la invitación.. como para matar el tiempo...
Mientras decía eso, apoyo la cara en su mano, y giró la cabeza para la izquierda, como mirando por la ventana... Siempre hace eso. Mira para afuera.. mira para adentro, y cada tanto me mira y me atraviesa con esos ojos que tiene. Es ahí cuando dice las cosas que dice, justo cuando me mira.. es increíble, parece estar en otra toda el tiempo, pero tiene la habilidad de tirar esas fracesitas.. "luciana..?" que viejo de mierda.
-Seh.. que se yo, puede ser. pero como le digo? "Luciana, no te tomarías unos mates conmigo?"
-Y.. si eso es lo que querés, no le encuentro muchas otras maneras de decirlo. Porque tenés que complicarlo todo? no sabés cuando pueden pasar las cosas, viví simple, pensá simple.. pero pensá. pensá.
-Todo el día lo pienso! todo el día, todo el día pensando en como le hablo, donde la llevo, que me pongo, de que le hablo. Todo el día Lucho! no es que no me esfuerce tampoco!
-mirá.. Por mucho que te esfuerces, si hacés el gasto equivocado, como te explico.. es al pedo, entendés? una zoncera!
-puede ser..
-ella está muy lejos de acá?
-para?
-para que vayás a verla. Labura en el centro?
-Si, en el Palacio Minetti..
-Bueno, vamos para allá, que tengo que hacer unos trámites en el centro.

Caricia

Fue curioso ir caminando y sentir algo que no siempre estuve seguro si se podía sentir. Me refiero a un mimo de mirada.
100 mts de distancia - linda mina, caminando, figura interesante
50 mts de distancia - definitivamente linda mina, rubia de jeans
20 mts de distancia - preciosa, rubia, con pelo algo descuidado prolijamente, paso acompasado, y pañuelito verde al cuello
5 mts de distancia - bolsito de cruzado, aros grandes, ojos, creo que claros.
1 mt de distancia - me miró y sentí toda una caricia desde el pómulo izquierdo al mentón y los ojos se me quedaron como un 2 de oro.

3 minutos despúes todavía no me reponía

6.5.05

Capitulo 10

Si antes me había puesto colorado, ahora estaba brillante como un semáforo. No se me ocurren cosas peores que me puedan pasar que me hagan notar mi propia estúpidez. Y menos si se lo hace con la solvencia con la que lucho hacía. Tratando de salir del paso, le pregunté:
-Bueno.. si, ese es el nombre. y volviendo a lo otro.. como la conocío a esta mina? tiene nombre? no se llama Luciana, no? jeje (traté de esgrimir el chiste.. en la medida que veía que había más confianza
-No, no se llama así -dijo- y no sé de que te reís -sentenció- Hace tiempo que la conozco ya. Diría que bastante sino demasiado. La conocí como se conoce a toda la gente, por la calle, mirándola. Yo venía por San Lorenzo, y cuando iba a cruzar por Mitre, la vi en la otra esquina. Era un lindo día, bastante soleado, pero.. un poco así, como hoy, viste? que hay solcito, que se yo.. pero que está frío.. vos caminás por el solcito y estás bien, pero ya con solo mirar la sombra te imaginás que hace frío. Y vos viste como es el centro en invierno... Así que bien, ahí estaba yo, por cruzar la calle cuando la ví, y me quedé duro, de piedra pibe, de piedra. Un tráfico terrible había, también me acuerdo, los autos molestos como siempre iban y venían, hinchaban las pelotas, y no podía cruzar. Claro que eso tenía un poco de bueno, también, porque si yo no cruzaba, y ella tampoco, la podía mirar más tiempo. De golpe vi un alto en el tránsito, como para poder cruzar. Me mandé y sentí como por atrás me pasó como un zumbido un auto, oscuro y bastante rápido. La verdad no lo había visto ni sentido, aparecido de la nada casi. Me cagué todo, claro, y cuando me di vuelta.. para que, vi el momento justo que levantaba a un pibe por los aires.. Que feo, pobre pibe.. otra vez petrificado, pero de horror... cuando batí el cuello, para los dos lados, vi que la mina se había ido, y lo vi al pibe tirado en el suelo. Muerto ya. La madre.. como gritaba esa cristiana.. lloraba mucho también.. Según me enteré por los diarios después, se vé que el pibe se le voló algo con el viento, no sé si un globo o una cosa así, y se le soltó a la vieja lo corrió y lo agarró el auto. un viento sur más o menos había, como hoy.
-y despues de haber visto eso.. como se acuerda de la mina? yo no podría dormir!
-No sé. Será porque muertos hay muchos y ella una sola.
- Usted está loco.. que quiere que le diga.. pero ahí quedo todo con la mina?
-No, para nada.. después, cada día que pasó, la salí a buscar.. pero como hacés para buscar una mina así? si lo único que sabía es que ella se veía como se veía y nada más.. así que a patear nomás.. salía, caminaba, miraba mucho. Cada tanto me iba a La Sede a tomar un café ahí, cosa de ver en esa esquina donde te digo que la vi.. capaz laburaba por ahí.. pero no, no pasó nada, no la volví a ver, hasta cosa de 3 meses después.Y cuando la ví me quería morir, porque yo venía caminando por oroño, con una mina, justamente, una conocida... y la ví, y me pasó por al lado, y no me salió ni una palabra para decírle. La estúpidez siempre te llega en el peor momento.
-medio que me estoy dando cuenta de eso...
-un día como hoy era cuando la conocí. Siempre que está fresquito y de sol me parece verla. Me dan más ganas de verla... no tenes un pucho? me muero por un cigarrillo

Capitulo 9

Cada diálogo con el viejo, parecía ablandarlo un poco más. Con esto no quiero decir que se ponía sentimental, ni nada. Pero desde que lo vi en el otro bar con todo lo hosco que lo trató a José, y que se yo.. con esas sentencias que tenía para mis ideas.. y ahora, no sé porque cada vez que menciona a esta mina, parece más humano.
Cada vez que dice algo de eso, se desmorona completamente una fracción de segundo, para volver a petrificarse al siguiente instante. Esos ojos grises que tiene, que parecen de plomo, tienen vida propia con las cosas que dice con la mirada...

-Lucho, usted me habla de esta mina.. pero que tiene? ok, me dijo que es linda, muy impactante, etc, etc... pero que quiere que le diga, Yo llevo casi 25 años viviendo acá en Rosario, y en primavera, caminando por la peatonal, siento que todas las minas son como la que usted me dice. Se empeñan en estar todos los días más linda, pero todas eh.. desde las pendejas de 15 hasta las veteranas de 50, todas buenas están.
-Vos no sabés nada pendejo! yo no hablo de que se "vea" linda... no entendés nada. Que yo te diga que la mina sea linda, va por otro lado. No entendés nada no? vos hace 25 años que vivís aca? te falta un buen pedazo... Yo llevo 75 acá, y vi muchas minas más que vos. Modas, inmigraciones, malarias, sequías y esplendores. Acá pasó todo. Acá mismo inclusive.. vos sabés que este bar tiene como 80 años, y era un puticlub de los mejorcitos de la 4ta.. antes que se tuvieran que mudar todos a pichincha, que época, mierda.. hacían fila los negros, los portuarios, todo.. "pichinchou"... jeje no sabían nada de este puto lugar.. pero de los quilombos se sabían todo... Pero no, vos no entendés, yo cuando digo que ella es linda, digo más que eso. Pero ella.. nada, ni la hora. Eso vos lo sabés bien, no? que no te den bola, no?
-eeh.. yo..
-joda pibe, joda.. ya sé que es así.. vos me vas a decir eso que pensás siempre, que de última mejor solo que mal acompañado..

Por supuesto que no pude hacer otra cosa que sonrojarme: era exacmente lo que pretendía decirle.

-No, pero en serio.. mi tema con esta mina es.. no te puedo decir que una obsesión.. porque no es tanto, pero me tiene fascinado. Es como nada que vos hayas visto aún, y eso te lo puedo jurar.

habiendo dicho esto, tomó un poquito más de café, y se tiró para atrás en la silla atravesandomé con esos ojos plomizos. Los sentí como dos balazos, no sé si se estaba burlando de mi más con su frase que con su mirada, y por sobre todas las cosas, no sé si estaba esperando una respuesta de mi. Otra vez, como muchas veces por una mañana, me sentí un tarado..

-Puede ser Lucho.. Yo alguna vez estuve re enamorado. Mal.. la veía por todos lados, parecía el pelotudo de Olivera en Rayuela.. la veía a ella en todos lados, aunque no fuera ella. Y más pelotudo, porque la veía a ella, aunque no fuera ella, y SABIENDO que no era ella. Ahí creo que fue cuando empecé a ir a la psicologa. Pobre mina llegó un punto que no sabía más que hacer conmigo. Pero que se yo, ya un poco que se me pasó, que casi que no pienso en ella...
-En Lucíana?

Acá estaba firmemente pensando en dejar toda mi compostura y girtarle en la cara al viejo, que era un viejo de mierda, quien carajo era, y como sabía?... me sentí muy pelotudo también de pensar que ella lo hubiera mandado.. obviamente no me la había podido sacar de la cabeza por mucho que yo lo creyera.. entonces le dije, con mi mejor calma.
-Y como lo sabe? como sabe su nombre?
-Porque sé leer pibe.. no te das cuenta que escribiste 5 veces el nombre de ella en la servilleta esa?

5.5.05

Eso que me falta

Llamado a la solidaridad:

Hacen falta dadores de entusiasmo, factor 0, Rh (-), de sexo femenino natural, a partir de los 18 años, favor de abstenerse las secretarias. Comunicarse con suma urgencia con el autor de este blog, porque se le están acabando las ideas.

4.5.05

Estoy agotado!

No me pidan que escriba nada en los próximos días: definitivamente tengo mucha pero mucha fiaca. Así que para entretenerse lean cosas viejas mías, o vayan a los blogs que están ahí, a la derecha, porque de acá a unos días no voy a escribir, ya lo dije eh.. escribí 2 cap. del cuento juntos, no pretenderán creer que eso es gratis y fácil, verdad?
(vale decir que el que más recomiendo de esos es A Cuatro Manos, un proyecto más que interesante que estoy llevando adelante con mi mejor amigo)

1.5.05

Falta de Elegancia

Todos los días, cuando camino por la calle, suelo ver gente totalmente descontextualizada.

caso 1: Secretaria, vestida con un saquito azul, camisa blanca, pollera no muy corta, medias y taquitos con anteojos de sol muy fashions, posiblemente teñida de algún color de moda, y con un hermoso peinado.. van caminando por el medio de la peatonal, tropiezan y caen. Si yo pudiera explicar lo gracioso que eso me parece.. no tanto por la caída, en si no es tan chistoso eso, sino que ver como tratan de disimular lo indisimulable. Fijensé, una mina vestida para matar, totalmente elegante, tratando de cubrir la ridiculéz de una caída! es hilarante, a mi sinceramente me mata de risa..
si la mina se queda en el suelo agarrandosé el tobillo o algo asi, es distinto, te da compasión.. ahora que si se levantan como un resorte, despeinadas, media corrida, y algo manchadas, sacudiendo la mirada hacia todos lados esperando que nadie se de cuenta.. es mortal!

caso 2: Las viejas con ruleros. Creo que no hay mucho que decir al respecto.. es impresentable, y contradictorio! si una vieja se hace los rulos para ser elegante.. cual es el motivo que la mueve a ir al supermercado, atender a las visitas y todo con algo tan ridículo como una serie de ruleros en la cabeza? sinceramente me parece tan pero tan tan ridículo! tan contradictorio! es como comprarse una chomba lacoste, y salís a recibir a quien toca el timbre con tu deslumbrante chomba, pero sin pantalones, ocn un slip viejo y suelto, medias de lana y pantuflas de viejo.. Tan payasesco se me hace el asunto.

Creo estar obsesionandomé con las imágenes, pero si vieran como me divierto

PD: esto no es falta de elegancia, es elegancia en extremo, les pongo un link para que vean a mi hermosa amiga Sol Baztan Cerruti, una de las personas más artísticas que conozco, y a quien quiero mucho mucho mucho!